Latín Castellano Bilingüe

Santísima Virgen María

Ángelus Regina cæli Acordaos Santo Rosario Bajo tu amparo Stabat Mater Oh Señora mía Bendita sea tu pureza Alma Redemptóris Mater Ave, Regína cælórum

Ángelus

Ángelus Dómini

V/ . El ángel del Señor anunció a María.

R/. Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.

V/ . Ángelus Dómini nuntiávit Maríæ.

R/. Et concépit de Spíritu Sancto.

Dios te salve, María…

Ave, Maria…

V/ . He aquí la esclava del Señor.

R/. Hágase en mí según tu palabra.

V/ . Ecce ancílla Dómini.

R/. Fiat mihi secúndum verbum tuum.

Dios te salve, María…

Ave, Maria…

V/ . Y el Verbo de Dios se hizo carne.

R/. Y habitó entre nosotros.

V/ . Et Verbum caro factum est.

R/. Et habitávit in nobis.

Dios te salve, María…

Ave, Maria…

V/ . Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

R/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

V/ . Ora pro nobis, sancta Dei génetrix.

R/. Ut digni efficiámur pro­mi­ssiónibus Christi.

Oración

Orémus

Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas, para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de su re­su­rrección. Por Jesucristo nuestro Señor. R/. Amen.

Grátiam tuam, quǽsumus, Dómine, méntibus nostris infúnde: ut qui, Ángelo nuntiánte, Christi Fílii tui In­car­na­tiónem cognóvimus; per Passiónem eius et Crucem, ad re­su­rrec­tiónis glóriam perducámur. Per Christum Dóminum nostrum. R/. Amen.

Regína cæli

Para el Tiempo Pascual

V/ . Reina del cielo alégrate; aleluya.

V/ . Regina cæli lætáre, allelúia.

R/. Porque el Señor a quien has merecido llevar; aleluya.

R/. Quia quem meruísti portáre, allelúia.

V/ . Ha resucitado según su palabra; aleluya.

V/ . Resurréxit, sicut dixit, allelúia.

R/. Ruega al Señor por nosotros; aleluya.

R/. Ora pro nobis Deum, allelúia.

V/ . Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.

V/ . Gaude et lætáre, Virgo Maria, allelúia.

R/. Porque ver­da­de­ramente ha resucitado el Señor; aleluya.

R/. Quia surréxit Dóminus vere, allelúia.

Oración

Orémus

Oh Dios, que por la re­su­rrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegría, concédenos, por intercesión de su Madre, la Virgen María, llegar a alcanzar los gozos eternos.

Deus, qui per re­su­rrec­tiónem Fílii tui Dómini nostri Iesu Christi mundum lætificáre dignátus es, præsta, quǽsumus, ut per eius Genetrícem Vírginem Maríam perpétuæ capiámus gáudia vitæ.

Por Jesucristo nuestro Señor. R/. Amén.

Per Christum Dóminum nostrum. R/. Amen.

Acordaos

Memoráre

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestra asistencia y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de vos.

Memoráre, o piíssima Virgo Maria, non esse audítum a sǽculo, quemquam ad tua curréntem præsídia, tua im­plo­rántem auxilia, tua peténtem suffrágia, esse derelíctum.

Animado con esta confianza, a vos también acudo, oh Madre, Virgen de vírgenes; y, aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a aparecer ante vuestra presencia soberana.

Ego tali animátus confidéntia, ad te, Virgo Vírginum, Mater, curro, ad te vénio, coram te gemens peccátor assísto.

No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y atendedlas fa­vo­ra­blemente. Amén

Noli, Mater Verbi, verba mea despícere; sed áudi propítia et exáudi. Amen.

Santo
Rosario

Sanctum
Rosárium

Estación al Santísimo Sacramento

V/ . ¡Viva Jesús Sa­cra­mentado!

V/ . Adorémus in ætérnum Sanc­tí­ssimum Sacra­méntum.

R/. ¡Viva y de todos sea amado!

R/. Adorémus in ætérnum Sanc­tí­ssimum Sa­cra­méntum.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria (tres veces).

Pater noster, Ave Maria, Glória Patri (tres veces).

V/ . ¡Viva Jesús Sa­cra­mentado!

V/ . Adorémus in ætérnum Sanc­tí­ssimum Sa­cra­méntum.

R/. ¡Viva y de todos sea amado!

R/. Adorémus in ætérnum Sanc­tí­ssimum Sa­cra­méntum.

Comunión espiritual

Yo quisiera, Señor, recibiros con aquella pureza, humildad y devoción con que os recibió vuestra Santísima Madre, con el espíritu y fervor de los santos.

Santo Rosario

V/ . Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

V/ . Per signum Crucis de inimícis nostris líbera nos, Deus Noster. In Nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.

Señor mío Jesucristo.

V/ . Señor ábreme los labios,

V/ . Dómine, labia mea apéries,

R/. y mi boca proclamará tu alabanza.

R/. et os meum annuntiábit laudem tuam.

V/ . Dios mío, ven en mi auxilio,

V/ . Deus, in adiutórium meum inténde,

R/. Señor, date prisa en socorrerme.

R/. Dómine, ad adiuvándum me festína.

Gloria al Padre…

Misterios gozosos

Lunes y sábados

1°. La Encarnación.

2°. La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel.

3°. El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén.

4°. La Purificación de Nuestra Señora.

5°. El Niño perdido y hallado en el Templo.

Misterios dolorosos

Martes y viernes

1°. La oración en el huerto.

2°. La flagelación del Señor.

3°. La coronación de espinas.

4°. La Cruz a cuestas.

5°. Jesús muere en la Cruz.

Misterios gloriosos

Miércoles y domingos

1°. La Resurrección del Señor.

2°. La Ascensión del Señor.

3°. La venida del Espíritu Santo.

4°. La Asunción de Nuestra Señora.

5°. La Coronación de María Santísima.

Misterios luminosos

Jueves

1º. El Bautismo del Señor.

2º. Las bodas de Caná.

3º. El anuncio del Reino de Dios.

4º. La Transfiguración del Señor.

5º. La institución de la Eucaristía.

Después de cada misterio

María, Madre de Gracia, Madre de mi­se­ri­cordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Al terminar los cinco misterios

– Dios te salve, María, Hija de Dios Padre, llena eres…

– Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo, llena eres…

– Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena…

Letanía lauretana

V/ . Señor, ten piedad.

V/ . Kýrie, eléison.

R/. Señor, ten piedad.

R/. Kýrie, eléison.

V/ . Cristo, ten piedad.

V/ . Christe, eléison.

R/. Cristo, ten piedad.

R/. Christe, eléison.

V/ . Señor, ten piedad.

V/ . Kýrie, eléison.

R/. Señor, ten piedad.

R/. Kýrie, eléison.

V/ . Cristo, óyenos.

V/ . Christe, audi nos.

R/. Cristo, óyenos.

R/. Christe, audi nos.

V/ . Cristo, escúchanos.

V/ . Christe, exáudi nos.

R/. Cristo, escúchanos.

R/. Christe, exáudi nos.

V/ . Dios, Padre celestial,

V/ . Pater de cælis, Deus,

R/. ten mi­se­ri­cordia de nosotros.

R/. miserére nobis.

V/ . Dios Hijo, Redentor del mundo,

V/ . Fili, Redémptor mundi, Deus,

R/. ten mi­se­ri­cordia de nosotros.

R/. miserére nobis.

V/ . Dios Espíritu Santo,

V/ . Spíritus Sancte, Deus,

R/. ten mi­se­ri­cordia de nosotros.

R/. miserére nobis.

V/ . Trinidad Santa, un solo Dios,

V/ . Sancta Trínitas, unus Deus,

R/. ten mi­se­ri­cordia de nosotros.

R/. miserére nobis.

V/ . Santa María,

V/ . Sancta Maria,

R/. ruega por nosotros.

R/. ora pro nobis.

Santa Madre de Dios,

Sancta Dei Génetrix,

Santa Virgen de las vírgenes,

Sancta Virgo vírginum,

Madre de Cristo,

Mater Christi,

Madre de la Iglesia,

Mater Ecclésiæ,

Madre de la divina gracia,

Mater divínæ gratiæ,

Madre purísima,

Mater puríssima,

Madre castísima,

Mater castíssima,

Madre virginal,

Mater invioláta,

Madre sin corrupción,

Mater intemeráta,

Madre inmaculada,

Mater immaculáta,

Madre amable,

Mater amábilis,

Madre admirable,

Mater admirábilis,

Madre del Buen Consejo,

Mater boni Consílii,

Madre del Creador,

Mater Creatóris,

Madre del Salvador,

Mater Salvatóris,

Virgen pru­den­tísima,

Virgo pru­den­tíssima,

Virgen digna de veneración,

Virgo veneránda,

Virgen digna de alabanza,

Virgo prædicánda,

Virgen poderosa,

Virgo potens,

Virgen clemente,

Virgo clemens,

Virgen fiel,

Virgo fidélis,

Espejo de justicia,

Spéculum iustítiæ,

Trono de sabiduría,

Sedes Sapiéntiæ,

Causa de nuestra alegría,

Causa nostræ lætítiæ,

Vaso espiritual,

Vas spirituále,

Vaso digno de honor,

Vas honorábile,

Vaso insigne de devoción,

Vas insigne devotiónis,

Rosa mística,

Rosa mýstica,

Torre de David,

Turris Davídica,

Torre de marfil,

Turris ebúrnea,

Casa de oro,

Domus áurea,

Arca de la alianza,

Fœderis arca,

Puerta del cielo,

Iánua cæli,

Estrella de la mañana,

Stella matutina,

Salud de los enfermos,

Salus infirmórum,

Refugio de los pecadores,

Refugium peccatórum,

Consuelo de los afligidos,

Consolátrix af­flic­tórum,

Auxilio de los cristianos,

Auxílium chris­tia­nórum,

Reina de los Ángeles,

Regina Angelórum,

Reina de los Patriarcas,

Regina Pa­triar­chárum,

Reina de los Profetas,

Regina Pro­phe­tárum,

Reina de los Apóstoles,

Regina Apos­to­lórum,

Reina de los Mártires,

Regina Mártyrum,

Reina de los Confesores,

Regina Con­fe­ssórum,

Reina de las Vírgenes,

Regina Vírginum,

Reina de todos los Santos,

Regina Sanctórum ómnium,

Reina concebida sin pecado original,

Regina sine labe originali concépta,

Reina elevada al cielo,

Regina in cælum assumpta,

Reina del Santísimo Rosario,

Regina sa­cra­tíssimi Rosárii,

Reina de la familia,

Regina famíliæ,

Reina de la paz,

Regina pacis,

V/ . Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

V/ . Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi,

R/. perdónanos, Señor.

R/. parce nobis, Dómine.

V/ . Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

V/ . Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi,

R/. escúchanos, Señor.

R/. exáudi nos, Dómine.

V/ . Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,

V/ . Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi,

R/. ten mi­se­ri­cordia de nosotros.

R/. miserére nobis.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios: no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.

Sub tuum præsídium confúgimus, Sancta Dei Génetrix, nostras de­pre­ca­tiónes ne despícias in ne­ces­si­tátibus; sed a perículis cunctis líbera nos semper, Virgo gloriósa et benedícta.

V/ . Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

V/ . Ora pro nobis, Sancta Dei Génetrix.

R/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

R/. Ut digni efficiámur pro­mi­ssiónibus Christi.

Oración

Orémus

Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas, para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de su re­su­rrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Grátiam tuam, quǽsumus, Dómine, méntibus nostris infúnde: ut qui, Ángelo nuntiánte, Christi Fílii tui In­car­na­tiónem cognóvimus; per Passiónem eius et Crucem, ad re­su­rrec­tiónis glóriam perducámur. Per Christum Dóminum nostrum. Amen.

– Por las necesidades de la Iglesia y del Estado: Padre nuestro. Avemaría. Gloria.

– Por la persona e intenciones del Señor Obispo de esta diócesis: Padre nuestro. Avemaría. Gloria.

– Por las benditas ánimas del Purgatorio: Padre nuestro. Avemaría. Descansen en paz. Amén.

________________

El Viernes Santo, en lugar del Gloria, se puede rezar:

V/ . Cristo por nosotros se hizo obediente hasta la muerte.

V/ . Christus factus est pro nobis obœdiens usque ad mortem.

R/. Y muerte de cruz.

R/. Mortem autem crucis.

Y el Sábado Santo:

V/ . Cristo por nosotros se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

V/ . Christus factus est pro nobis obœdiens usque ad mortem, mortem autem crucis.

R/. Por lo cual Dios lo exaltó y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre.

R/. Propter quod et Deus exaltávit íllum: et dedit ílli nomen, quod est super omne nomen.

Bajo
tu amparo

Sub tuum
præsídium

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios: no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.

Sub tuum præsídium confúgimus, Sancta Dei Génetrix, nostras de­pre­ca­tiónes ne despícias in ne­ces­si­tátibus; sed a perículis cunctis líbera nos semper, Virgo gloriósa et benedícta.

V/ . Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

V/ . Ora pro nobis, Sancta Dei Génetrix.

R/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

R/. Ut digni efficiámur pro­mi­ssiónibus Christi.

Stabat Mater

La Madre piadosa estaba junto a la Cruz y lloraba mientras el Hijo pendía.

Stabat Mater dolorósa iuxta Crucem lacrimósa, dum pendébat Fílius.

Cuya alma, triste y llorosa, traspasada y dolorosa, fiero cuchillo tenía.

Cuius ánimam geméntem, con­tris­tátam et doléntem per­tran­sívit gládius.

¡Oh, cuán triste y cuán aflicta se vio la Madre bendita, de tantos tormentos llena!

O quam tristis et afflícta fuit illa benedícta, mater Unigéniti!

Cuando triste contemplaba y dolorosa miraba del Hijo amado la pena.

Quæ mærébat et dolébat, pia Mater, dum vidébat nati pœnas íncliti.

Y ¿cuál hombre no llorara, si a la Madre contemplara de Cristo, en tanto dolor?

Quis est homo qui non fleret, matrem Christi si vidéret in tanto supplício?

Y ¿quién no se en­tris­teciera, Madre piadosa, si os viera sujeta a tanto rigor?

Quis non posset contristári Christi Matrem contemplári doléntem cum Fílio?

Por los pecados del mundo, vio a Jesús en tan profundo tormento la dulce Madre.

Pro peccátis suæ gentis vidit Iesum in torméntis, et flagéllis súbditum.

Vio morir al Hijo amado, que rindió desamparado el espíritu a su Padre.

Vidit suum dulcem Natum moriéndo desolátum, dum emísit spíritum.

¡Oh dulce fuente de amor!, hazme sentir tu dolor para que llore contigo.

Éia, Mater, fons amóris me sentíre vim dolóris fac, ut tecum lúgeam.

Y que, por mi Cristo amado, mi corazón abrasado más viva en él que conmigo.

Fac, ut árdeat cor meum in amándo Christum Deum ut sibi compláceam.

Y, porque a amarle me anime, en mi corazón imprime las llagas que tuvo en sí.

Sancta Mater, istud agas, crucifíxi fige plagas cordi meo válide.

Y de tu Hijo, Señora, divide conmigo ahora las que padeció por mí.

Tui Nati vulneráti, tam dignáti pro me pati, pœnas mecum dívide.

Hazme contigo llorar y de veras lastimar de sus penas mientras vivo.

Fac me tecum píe flere, crucifíxo condolére, donec ego víxero.

Porque acompañar deseo en la Cruz, donde le veo, tu corazón compasivo.

Iuxta Crucem tecum stare, et me tibi sociáre in planctu desídero.

¡Virgen de vírgenes santas!, llore ya con ansias tantas, que el llanto dulce me sea.

Virgo vírginum præclara, mihi iam non sis amára, fac me tecum plángere.

Porque su pasión y muerte tenga en mi alma, de suerte que siempre sus penas vea.

Fac, ut portem Christi mortem, passiónis fac consórtem, et plagas recólere.

Haz que su Cruz me enamore y que en ella viva y more de mi fe y amor indicio.

Fac me plagis vulnerári, fac me Cruce inebriári, et cruóre Fílii.

Porque me inflame y encienda, y contigo me defienda en el día del juicio.

Flammis ne urar succénsus, per te, Virgo, sim defénsus in die iudícii.

Haz que me ampare la muerte de Cristo, cuando en tan fuerte trance vida y alma estén.

Christe, cum sit hinc exíre, da per Matrem me veníre ad palmam victóriæ.

Porque, cuando quede en calma el cuerpo, vaya mi alma a su eterna gloria. Amén.

Quando corpus moriétur, fac, ut ánimæ donétur paradísi glória. Amen.

Oh Señora mía

¡Oh Señora mía! ¡Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a vos; y en prueba de mi filial afecto, os consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón: en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo vuestro, oh Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra. Amén.

Bendita sea tu pureza

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea, en tan graciosa belleza. A ti celestial princesa, Virgen sagrada María, te ofrezco en este día, alma vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.

Alma Redemptóris Mater

Para el Tiempo de Adviento y Navidad

Salve, Madre soberana del Redentor, puerta del cielo siempre abierta, estrella del mar. Socorre al pueblo frágil, que intenta levantarse.

Alma Redemptóris Mater, quæ pérvia cæli porta manes, et stella maris, succúrre cadénti, súrgere qui curat, pópulo.

Tú que para asombro de la naturaleza engendraste a tu Creador, virgen antes y después del parto, que recibiste aquel saludo de la boca de Gabriel, ten piedad de nosotros.

Tu quæ genuísti, natúra miránte, tuum sanctum Genitórem, Virgo prius ac postérius, Gabriélis ab ore sumens illud Ave, peccatórum miserére.

Ave, Regína cælórum

Para el Tiempo de Cuaresma

Salve, Reina de los Cielos y Señora de los ángeles; salve raíz, salve puerta, que dio paso a nuestra luz.

Ave, Regína cælórum, ave, Dómina Angelórum, salve, radix, salve, porta, ex qua mundo lux est orta.

Alégrate, Virgen gloriosa, entre todas la más bella; salve, agraciada doncella, ruega a Cristo por nosotros.

Gaude, Virgo gloriósa, super omnes speciósa; vale, o valde decóra, et pro nobis Christum exóra.